Apuesta por abrigar tus asientos

En los meses de frío, es importante añadir un extra de confort y calidez en nuestro hogar, y para lograr tales sensaciones, los textiles se convierten en un complemento imprescindible a la hora de crear espacios cuidados y agradables que invitan a disfrutar de ellos, con materiales propios del invierno que ayudan a generar calor de hogar.

Es habitual encontrar asientos de todo tipo, desde taburetes, a sillas, butacas o sofás, vestidos con atuendo propio de invierno, y es que igual que nos abrigamos nosotros, os animo a abrigar vuestras estancias, logrando un look mas invernal y al mismo tiempo generando mayor calidez y comodidad, ya que al cubrir el asiento, sus texturas nos arropan y envuelven, disfrutando mas si cabe la experiencia de sentarnos a descansar, a leer o trabajar, independientemente de la función que cumpla el asiento, se convierta en una experiencia diferente y especial.

Para vestir los asientos podemos utilizar textiles como alfombras de pequeño tamaño, plaids o retales de todo tipo que, preferiblemente, tengan acabado y aspecto de pelo, lana o aterciopelado, imiten a piel y aporten volúmen, tanto al tacto como a la vista. Encontramos esta tendencia en todas las estancias de la casa y en cualquier ambiente o combinada con diferentes estilos, pero para que os hagáis una idea de las posibilidades que ofrece esta moda decorativa, tan sencilla y distinguida, que nos permite crear un estilo propio de invierno en nuestra decoración, os he preparado una galería de imágenes que seguro os servirá de inspiración. 

imagen 2

imagen 3

imagen 4

imagen 5

imagen 6

imagen 7

imagen 8

imagen 9

imagen 10

imagen 11

imagen 12

imagen 13

imagen 14

¿Qué os parece la idea de vestir vuestras sillas de comedor, de trabajo, algún banco que tengáis por casa o cualquier otro asiento? Yo soy muy fan de esta tendencia, de hecho, en casa tengo un banco vestido con dos alfombras blancas de pelo, y una silla con un plaid, y el resultado es de lo más agradable, tanto visualmente como la sensación que transmiten a sentarse en ellos.

¡Muchos besos!

Sonia Escribano

Discusión sobre este post

  1. rosa dice:

    Tengo un sofá de cuero y en invierno lo cubro con una manta decorativa para evitar la sensación de frío y aportar un poco de calidez. Aparte es una forma de cambiar durante unos meses el aspecto del sofá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + diez =