Bienvenidos a mi nueva cocina

Puede que este sea uno de los post que mas estabais esperando desde que hace algunos meses os anuncié que me cambiaba de casa y prometí que poco a poco os iría mostrando el resultado de la misma, lo tenía pendiente y día tras día pensaba en cómo os lo contaría para que os hicierais una idea lo mas real posible del resultado . Ya comenté hace tiempo, tanto en el blog como en redes sociales, que la cocina sería una de las estancias que cobrarían mayor importancia de la casa, que íbamos a intentar sacarla el máximo partido y lograr que además de resultar bonita fuera práctica y funcional, por lo que invertiríamos en una buena planificación y un diseño inteligente.

Como ya os adelanté en los dos post previos a este, “Claves e inspiraciones para diseñar mi nueva cocina IKEA” y “Orden y Organización” teníamos claros cuales eran los requisitos imprescindibles a la hora de enfocar este proyecto y ya os adelanto que hemos cumplido todos, así que el resultado no puede ser mas satisfactorio para nosotros, estamos encantados. Como veis en esta ocasión uso la primera persona del plural, nosotros, y es que este ha sido un proceso que he compartido con mi marido y es por ello que le hago participe en este post.

Así que si os parece recordamos cuales eran nuestra necesidades:

  • Cocina abierta al salón
  • Amplitud que nos permita movernos libremente
  • Capacidad de almacenaje para tener todo en orden y a mano
  • Estética atemporal
  • Zona de lavado independiente
  • Zona de plantas y autocultivo
  • Encimera para poder trabajar
  • Interiores de cajones y muebles bien distribuidos
  • Despensa accesible para saber en todo momento lo que tenemos
  • Cubos de basura ocultos y clasificados
  • Iluminación extra led en algunos cajones y bajo muebles altos
  • Escurreplatos en mueble alto sobre fregadero

Con la distribución original que tenía la cocina no veíamos la manera de poder encajar todas nuestras ideas, ademas tenía planta rectangular por lo que iba a limitarnos el espacio si queríamos colocar muebles a ambos lados y por lo tanto quedaría cerrada al salón, algo que era impensable para nosotros, como ya os dije, la cocina queríamos que estuviese abierta al salón SI o Si. Así que tiramos una pared, movimos otra y el resultado fue una cocina cuadrada con mas amplitud, mejor distribución y mucha luminosidad.Al estar unidas ambas estancias, cocina y salón, decidimos colocar el mismo suelo para crear sensación de continuidad, sin cortes, y además porque de esta manera la madera aporta calidez y confort también a esta zona de la casa, algo que nos gusta mucho, ya que en casa nuestro concepto de cocina es de un lugar donde estar, disfrutar y preparar, así que todo lo que mejore la sensación de bienestar mucho mejor.Realmente están unidas visualmente, ya que levantamos un murete a media altura y sobre este colocamos una estructura de hierro y vidrio, algo que siempre habíamos querido tener en casa y nos encajaba a la perfección, dando un toque muy especial al comedor en particular y a la cocina y el salón en general. A la cocina se accede desde el salón por una zona de paso sin puerta, la cual está enmarcada por una bonita embocadura de madera.

En el interior de la cocina, nos decantamos por el modelo BODBYN de IKEA en color gris, siempre me ha encantado, es capaz de crear una cocina moderna a pesar de su estilo de aire tradicional, que incluso recuerda a las cocinas de estilo francés gracias a su diseño pantografiado y líneas clásicas. Además contar con un mueble alto de vidriera es algo que además de ser un acierto para aligerar la composición, decoran por si mismos y al mismo tiempo podemos ver el interior y dar un toque especial a la cocina con esos elementos que se muestran a la vista. Eso si, esta opción es para mantener siempre esta zona bien organizada 😉

Muebles altos y bajos, ya que la idea era aprovechar todo lo posible las medidas para no escatimar en almacenaje, ahora bien, los altos solo los instalamos en una pared y en otra integrados en columna. La campana extractora la queríamos dejar a la vista, nos gusta el efecto que genera, y mas tratándose del modelo OMNEJD que elegimos precisamente para dar la importancia que merece a la zona de cocción y hacerla mas personal. Además, al estar la cocina conectada con el salón, necesitábamos un aparato de gran potencia que absorbiera correctamente los olores y este era super acertado.  Los muebles bajos son corridos, apostando para los de la pared frontal y la de la izquierda por una profundidad de 60 cm y en los que están bajo la vidriera con fondo de 40 cm, de manera que ganábamos ahí un espacio extra de almacenaje y encimera sin reducir la zona de paso. Al contar con esta pared de murete y estructura metálica, ganamos una zona mas de muebles bajos como podéis ver. Esa es la clave, decorar al mismo tiempo que ganamos recursos que hacen el diseño mas favorable.

Los interiores de los muebles, intentamos que fueran lo mas funcionales posibles, utilizando baldas, cajones con doble altura, gavetas de gran tamaño, e incluso un mueble giratorio con el fin de sacar el máximo partido a cada rincón y poder utilizar cada uno de ellos de forma inteligente en función de lo que se fuese a guardar. En algunos cajones y en la vidriera contamos con un luz led extra que resulta muy práctica y acogedora, así como bajo los muebles altos, pudiendo usar esta sin necesidad de encender la luz principal de la cocina. La iluminación nos gusta cuidarla y crear diferentes ambientes, algo que de esta manera podemos permitirnos, la luz principal la utilizamos cuando realmente la necesitemos para trabajar y las otras son de lo mas agradables para realizar cualquier tarea que no necesite una luz mas potente. El mueble ubicado bajo el fregadero lo destinamos para colocar los cubos de basura, una estupenda manera de mantenerlos ocultos, evitando malos olores y tener la basura a la vista, al mismo tiempo que esta opción nos permite clasificarla de forma fácil y cómoda.La encimera, de no ser por este mueble extra que os comentaba, se nos hubiese quedado algo limitada, ya que como os he contado, a mi marido y a mi nos gusta pasar tiempo juntos cocinando, y disponer de mas encimera para trabajar nos permite trabajar libremente sin molestarnos. El modelo que elegimos es EKBACKEN que al ser blanca y tener aspecto de mármol combina perfectamente con los muebles, contrasta y se integra con el azulejo blanco tipo metro que viste la pared.

La zona de lavado decidimos dejarla de forma independiente, unificando el diseño con los muebles de la cocina para que al verla desde la cocina se creara sensación de conjunto. Al tener una cocina amplia, pensamos que era mejor mejor mantener separadas ambas y distinguir por un lado cocina y por otro zona de lavado. Lo que si quisimos es dar a este espacio un toque personal y colocamos un suelo de mosaico hidraúlico cuyo diseño contrasta con el de madera de la cocina y crea un mix super original con los muebles grises y la estantería de madera donde el verde de las plantas pone el toque natural y la combinación cromática no nos puede gustar mas. La idea es destinar este rincón para autocultivo, pero de momento no hemos podido ponernos con ellos, lo que si os digo es que todo llegará 🙂 

Respecto a los electrodomésticos, frigorífico, horno y microondas, los distribuimos en dos columnas y decidimos dejarlos vistos, ya que su diseño y acabado en acero nos encajaba muy bien con la estética de la campana y la vidriera, de este modo daba un toque mas industrial. Sin embargo, el lavavajillas al ir sobre el suelo y seguir la línea de muebles bajos nos pareció mejor integrarlo y seguir la estética de los mismos, de manera que queda oculto y el diseño queda mas limpio y continuo.

Como veis, ha sido un proyecto en el que hemos puesto mucha ilusión y del que estamos felices con el resultado, son estupendos los ratos que estamos pasando en este espacio, y cuando vienen amigos a casa es genial entrar cómodamente y que incluso a veces se animan a ayudarnos a preparar. Poco mas puedo deciros, la imágenes muestran todo al detalle, o eso espero porque la idea es haceros sentir como si estuviéseis en mi casa, algo que me encantaría, poder recibiros, tomar un café y contaros esto y mucho mas de lo encantada que estoy con mi nueva cocina IKEA.

Espero que os haya gustado.

Feliz día.

Sonia.

 

Etiquetas del artículo:
Sonia Escribano

Discusión sobre este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =