Claves para planificar una reforma

A la hora de planificar una reforma debemos tener las ideas muy claras de los cambios que deseamos realizar. Es un proceso delicado, por lo que trabajar con una empresa que nos garantice resultados óptimos será primordial. Es aconsejable  acordar todos y cada uno de los puntos de la obra , sin descuidar ni un solo detalle, evitando sorpresas desagradables de última hora.

1. Analiza qué tipo de reforma quieres
A veces, una pequeña reforma es más costosa, en proporción, que una reforma integral. Antes de decidirte, sopesa la posibilidad de gastar un poco más y realizar todas las obras a la vez.

2. Comprueba el estado de las instalaciones
Antes de iniciar una reforma, cerciórate de que las instalaciones están en buen estado y, si no es así, adáptalas. Recuerda que si todavía tienes cañerías de plomo o hierro, renovar es obligatorio.

3. Planea la iluminación antes de empezar
A menudo, la colocación de lámparas y luces se deja para el final. Sin embargo, es mejor que lo planifiques de antemano: nada más molesto que abrir regatas en paredes recién pintadas.

4. Proyecta armarios y altillos de sobra
En una casa nunca sobran los sitios donde guardar, así que planifica armarios, altillos o lugares de almacén en cada una de las habitaciones. De esta manera no te faltará lugar donde guardar.

5. Ten muy en cuenta los pequeños detalles
Olvidar la colocación del zócalo o un enchufe mal ubicado pueden convertirse en una auténtica molestia: recuerda los pequeños cambios y planifícalos con el mismo cuidado que los grandes.

6. Una reforma grande requiere ayuda
Si la obra es grande, opta por una empresa de reformas integral. Resulta un poco más cara, pero te saldrá a cuenta, ya que lo más complicado es coordinar a todo el equipo de profesionales.

7. Contacta con un profesional
Si tu casa requiere una obra de medianas o grandes dimensiones, un arquitecto o un interiorista te pueden aportar las soluciones más efectivas para tu hogar, además de detectar problemas estructurales que no se ven a simple vista.

8. Calcula un presupuesto realista
Considera cada detalle por avanzado y calcula los posibles cambios que puedan darse en la obra. La experiencia dice que debes añadir, por lo menos, un 10% más a tu presupuesto ya que los cambios inesperados son inevitables.

9. Si quieres ahorrar, compra los materiales
Una forma de ahorrar en una reforma es hacerse cargo de la compra de los materiales, así evitas el intermediario. Comienza a buscarlos con anticipación y no olvides recurrir a tiendas o grandes superficies donde tengan ofertas.

10. Compara diferentes presupuestos
Antes de decidirte por un proyecto, pide varios presupuestos a diferentes profesionales y compara el precio final. Así podrás estar segura de que la opción que elijas es la que más se ajusta a la realidad y a tus necesidades.

11. Controla la evolución de la obra
Para controlar la reforma, exige un presupuesto por escrito, fija una fecha de finalización de las obras (con alguna penalización en caso de retraso) y no entregues la totalidad del pago antes de que se haya terminado el trabajo.

12. Asegúrate de poder reclamar
Verifica que la empresa contratada esté sometida al sistema de Arbitraje de Consumo (te lo dirán en tu ayuntamiento). Así, en caso de conflicto, podrás someterte al arbitrio de una junta cuya decisión es válida legalmente.

13. Contrata un guardamuebles
Si la obra va a ser muy larga o quieres reformar la vivienda entera, lo mejor es contar con los servicios de un guardamuebles para almacenar todos tus objetos y mobiliario. Así evitarás que se estropeen o que entorpezcan el trabajo.

14. Programa reformas en “temporada baja”
No esperes a último momento para realizar según qué cambios. Por ejemplo, si quieres poner aire acondicionado, no esperes al verano, y si quieres colocar calefacción, no lo hagas durante el invierno. Así, ahorrarás dinero y tiempo.

15. Confirma que se piden los permisos necesarios en el ayuntamiento
El de obras menores se aplica en reformas que no afectan ni a la fachada ni a elementos estructurales del edificio. El de obras mayores se exige en caso de incrementar el espacio edificado o afectar a elementos estructurales. 

Fuente: El Mueble; Imágen: Nuevo Estilo.

Si estás pensando en realizar algún tipo de reforma en tu vivienda, dentro de la Comunidad de Madrid, no dudes en contactar con mi empresa a través de mi correo electrónico sonia@vestaproyectos.es. Si tienes algún tipo de duda o sugerencia también puedes contactarme por email, Facebook (Grupo) / (Página) y Twitter.

BESOS!

Etiquetas del artículo: ,
jesus

2 Discusión sobre este post

  1. silvia dice:

    Muy buenos consejos…

  2. Isabel dice:

    Me encanta la foto que has puesto,los cuadros preciosos,los tonos empleados,es mi estilo totalmente.

    Son fan de las reformas,aunque la última me dejó muy mal sabor de boca,cada vez quedan menos profesionales que hagan bien su trabajo,y lo que cobran es muy superior a lo que se merecen.

    Los puntos muy bien pensados.Gracias.

    Una rendida admiradora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 5 =