Cómo concebir la habitación del bebé (Decoración)

Desde que me enteré que estaba embarazada, una de las cosas que no dejaba de pensar en mi cabeza era cómo sería la habitación de Martina, tenía una ilusión tremenda de poder visualizar su distribución, colores y textiles, pero por aquella fecha estábamos en la situación de decidir si nos quedábamos en la casa donde vivíamos o cambiaríamos a una mas grande y cómoda de cara a las necesidades de futuro, por lo que no quería hacerme ideas de cómo sería la habitación de la casa en la que vivíamos que sería para ella ni podía hacerme una idea firme de otro espacio porque no sabía cómo sería la nueva vivienda en caso de mudarnos.

Finalmente, como ya sabéis, optamos por dar el paso de buscar casa, nos pareció el momento perfecto para hacer algo así, antes de la llegada de Martina, ya que pensábamos que después nos resultaría mas complicado decidirnos a hacerlo. Así que una vez que encontramos la casa que sabíamos que convertiríamos en nuestro hogar y ví la que sería la futura habitación de mi peque, tuve claro cómo sería.

Además de ser una habitación bonita y confortable, me parecía muy importante que fuese práctica, pensando a corto y medio plazo para dar solución a las necesidades presentes y futuras. Eso es algo, que por mi profesión no puede evitar hacer y he de confesar que es una de mis manías que más alegrías me da porque me ayuda a no arrepentirme en el futuro de las decisiones que tomo en la decoración de mi casa.

Lo primero que hice fue hacer una lista de requisitos para la habitación de un bebé desde el punto de vista de una futura mamá, analicé cada uno de ellos y de ahí saqué los que para mi son los 5 aspectos  CLAVES a la hora de decorar la habitación del bebé, los cuales comparto con vosotros y espero os sirva de ayuda:

  • Estética

    En este apartado incluyo elección del colores tanto para las paredes, mobiliario, textiles… Me parece importante elegir tonalidades suaves, ayudan a crear espacios serenos y acogedores e invitan al relax, y en el caso del dormitorio para el bebé, este aspecto cobra mayor importancia. En mi caso, tenía claro que que las paredes serían en un tono topo y los muebles blancos, al igual que puertas y armarios, se crea un ambiente de lo mas acogedor con ese ligero contraste. Una correcta distribución de los elementos también ayudará a hacer mas atractiva una estancia, no es lo mismo ver todo colocado de forma desahogada y con sentido que hacerlo sin definir zonas y poner piezas sin lógica. Disponer de una zona de descanso (cuna), un rincón confortable de lactancia, un amplio espacio de almacenaje y amplitud para poder jugar en un futuro, son los requisitos imprescindibles para desarrollar la idea de diseño de un cuarto infantil.

  • Confort y comodidad 

    Contar con detalles que personalicen y creen ambiente siempre es un acierto para lograr habitaciones mas confortables y agradables, que inviten a estar. El uso de alfombras y otros textiles como cortinas, plaids o cojines siempre serán un acierto. Para lograr rincones acogedores, la elección del color también influye mucho, de ahí que yo me decante por colores tierra suaves, porque aportan calidez. Es una habitación en la que la comodidad prima, y hay que pensar que se pasa mucho tiempo en ella por lo que un sillón de lactancia cómodo se convierte en una prioridad, un lugar donde dar de comer al bebé y poder estar con el a gusto. Contar con algún asiento extra, como un puf, es un acierto para poder compartir en la época de lactancia esos momentos tan especiales con la pareja o bien estar con visitas que podamos recibir, una pieza que mas adelante servirá para que la la niña se siente en el o reubicarlo en otra estancia de la casa.

  • Almacenaje

    Elegir muebles funcionales que nos permitan almacenar y tener todo a mano y en orden es un acierto, por eso os decía que para seleccionar los elementos que compondrían las habitación de mi peque, había tenido en cuenta necesidades de futuro. En cuanto al cambiador, no me parece práctico el mueble tradicional de cambiador, ya que su uso será muy limitado en tiempo, por lo que apuesto por otro tipo de muebles que resulten funcionales. En este caso,una cómoda departamentada con cajones donde poder organizar todas las cosas necesarias para el aseo del bebé y disponer de una zona extra para guardar mas cosas como pueden ser, por ejemplo, sábanas o toallas, es un lujo, ya que cuando es bebé colocaremos sobre esta un colchón cambiador que se pueda quitar y poner, de manera que cuando crecen, se pueda retirar y utilicemos este mueble tan práctico, que de cara a futuro permitirá organizar sus cosas siendo niña y adolescente. Algo que me parece también muy práctico para almacenar son los bancos con cajones extraíbles que permiten guardar juguetes y demás, una solución sencilla y barata para tener almacenamiento extra.

  • Versatilidad

    En este punto es especialmente importante lo de pensar a corto y medio plazo, de manera que intentemos crear una habitación de bebé lo mas aprovechable en el tiempo, sin renunciar a a una bonita cuna y detalles que hacen esta estancia tan entrañable cuando son tan pequeñitos. Un buen ejemplo podemos verlo con la cuna, me gusta que sean transformables, es decir que haga la función de cuna pero que cuando sea un poquito mas mayor se convierta en cama y la dure hasta que tenga unos 3 años. Este tipo de mueble es una buena inversión de cara a futuro sabiendo que será utilizado durante sus primeros años de vida. El banco de almacenaje que os comentaba en el punto anterior, además de para guardar juguetes, pensé que según vaya creciendo puede sentarse en él a ver sus libros o lo que la apetezca, es algo que yo tenía en mi habitación de niña y me encantaba pasarme ratos sentada entreteniéndome. Además, los primeros días tras nacer Martina, si han venido visitas a casa y ha coincidido que estaba tomando pecho, ha permitido a amigos y familiares acompañarnos en ese rato de forma cómoda al tener ese asiento extra.

  • Elegir bien los textiles

    Son una parte decorativa importante, por lo general son los grandes protagonistas a la hora de ambientar ya que las cortinas, cojines, alfombras, sábanas y colchas son los encargados de vestir y completar la decoración. Por lo tanto, es importante buscar la uniformidad de todos ellos, de manera que se cree un conjunto con sentido dentro de gamas cromáticas similares y preferiblemente evitar mezclar estampados o colores. Apostar por combinar diferentes tejidos será un acierto, es una forma de enriquecer cualquier estancia, por ejemplo, alfombras de pelo, lino en butaca o algodón en ropa de cama, buscando que sean de fácil lavado y mantenimiento.

Una vez que os he explicado los puntos que para mi son esenciales a la hora de componer una habitación de bebé y los que he seguido a la hora de diseñar la habitación de Martina, miré diferentes opciones y aposté por los productos de IKEA para bebés, donde cuentan con una gama de lo mas amplia y pude encontrar todo lo necesario, desde muebles a textiles, así como pequeños detalles que al verlos me enamoré de ellos. Os enseño algunas de las piezas que os he ido mencionando en los puntos claves y que dan vida a esta estancia tan especial para mi y, que espero, también lo sea para ella.

Cuna GONATT

Butaca STRANDMON

Cómoda HEMNES

 

puf ALSEDA

Banco STUVA/FOLJA

Balda EKBY/OSTEN

Ropa de cuna ALSKAD

Con estas imágenes podéis iros haciendo una idea del estilo que tendrá la habitación de Martina, la cual os enseñaré dentro de poco con el resultado final. Aunque antes de esto, estoy pensando en preparar un post complementario a este donde poder contaros algunos aspectos que son importantes en cuanto a medidas de seguridad a la hora de crear la habitación del bebé, un tema que no se trata mucho y puede ser de gran ayuda.

Y ahora me encantaría conocer vuestras experiencias e ideas… ¿Cómo es, fue o será la habitación de vuestro bebé? ¿Qué aspectos pensáis que son imprescindibles a la hora de decorar una habitación infantil? ¿Qué tiendas de mobiliario para bebé os gustan mas? Ya os he comentado que para este proyecto, al igual que para otros, confié en IKEA, y es que para mi fue toda una sorpresa todas las propuestas y novedades que tienen para bebés, un mundo que hasta hace poco no había descubierto como lo he hecho ahora.

Feliz día.

Sonia.

 

Etiquetas del artículo:
Sonia Escribano

Discusión sobre este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 9 =