Descubriendo Mama Campo: Del campo a la mesa

Un nuevo concepto de establecimiento  ha abierto sus puertas en Madrid, y tengo que deciros que no me puede gustar mas, se trata de Mama Campo, un espacio con dos zonas diferenciadas, donde los productos ecológicos y la cocina tradicional son sus dos factores clave, fundamentales para todos aquellos amantes de la gastronomía y la calidad.

imagen 2

Ofrecen cocina de mercado, acercando a sus clientes directamente los productos del campo y la granja a la ciudad, e incluso a sus frigoríficos y despensas, porque además de restaurante, cuentan con una cuidada tienda-mercado donde se pueden adquirir productos tradicionales, con todo su sabor, proceso que respeta a los productores de los mismos que se encargan de cuidar su entorno y elaboración, al mismo tiempo que abogan y fomentan una alimentación sana.

imagen 1

Ambos espacios guardan coherencia con la filosofía ecológica y sostenible que promueven, donde descubrimos un ambiente cargado de sensaciones gracias a los aromas y presencia de los productos. En la zona de mercado encontramos alimentos como frutas, hortalizas, legumbres, huevos, panes artesanales y muchos otros productos con certificación ecológica que nos garantizan, por ejemplo, que los tomates saben a tomates de verdad, ese sabor que tienen recién cogidos de la huerta, que no han sufrido ningún tipo de proceso que modifique su crecimiento natural, un valor añadido hoy en día por el que muchos apuestan y al que me sumo 🙂

imagen 9

imagen 7

Si preferís que os cocinen y daros el capricho de comer uno de sus delicioso platos, en su restaurante disfrutaréis de la cocina de siempre, del día, todo muy natural y fresco. El ambiente del mismo guarda una estética confortable, invita a entrar y dejarse llevar. Predomina una decoración con toques nórdicos, donde han apostado por materiales y elementos sostenibles. La madera está presente tanto en piezas de mobiliario como en revestimientos, aportando calidez y un ligero toque rústico y natural. Destacan las sillas, se mezclan y combinan diseños y estilos muy variados, totalmente diferentes unos de otros, piezas más sofisticadas conviven con otras de carácter retro y envejecido, tendencia que enriquece el conjunto y crea un entorno distendido y agradable. Lo mismo ocurre con las lámparas, nada es igual en este singular espacio, con la elección de la mismas también han jugado a combinar e innovar.

imagen 3

En cuanto a la decoración de la zona de mercado, destacar las paredes donde están presentes los motivos vegetales y naturales tan relacionados con la filosofía de Mama Campo, donde por un instante crees estar en medio de la naturaleza rodeada de la misma. El uso de las cajas donde se colocan alimentos como frutas y hortalizas, representan sugerentes bodegones, decorando por si mismas con sus colores vibrantes. Como os decía anteriormente, un estallido de sensaciones para los sentidos.

imagen 5

Y además de todo esto, disponen de una zona infantil, si, habéis leído bien, donde los niños están atendidos mientras disfrutas de una deliciosa comida o realizas la compra más tranquilamente. Todo está pensado para cuidar al cliente y mimamrle. Yo tengo una visita pendiente y se que disfrutaré desde que entre por la puerta, hacer la compra es una tarea que me encanta, viendo los productos y las variedades que venden, así que imaginaros, y si a esto le añadimos buen ambientes y una decoración de esas que te hacen sentir como en casa y degustar un delicioso plato de comida, no puedo pedir mas 😉

imagen 4

imagen 6

Sitios bonitos y con mucho encanto, donde se apuesta por el diseño, esa es la clave y cada vez descubrimos mas rincones tan especiales como este. ¿Conocíais Mama Campo? ¿Qué os parecen este tipo de restaurantes? Espero que os haya gustado y sino lo conocíais, podáis hacerlo y vivir la experiencia.

imagen 8

Mama campo

C/ Trafalgar 22, Esquina Plaza Olavide.

Podéis seguirme en Facebook / Twitter / Linkedin / Instagram

Muchos besos!!!

Imágenes: Mama Campo

 

Sonia Escribano

2 Discusión sobre este post

  1. Me encanta el diseño de la zona del restaurante y la decoración con lámparas de la parte del mercado. ¡Pasaré a verlo! Solo por ver el local merece la pena la visita y seguro que por la comida también.
    Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =