Feng Shui en la zona de trabajo

El Feng Shui considera que la zona de trabajo ha de estar correctamente acondicionada y distribuida para lograr un equilibrio práctico y funcional que mejore el desarrollo de la tarea a realizar. Para ello, debemos conocer una serie de puntos que nos permitirán maximizar y aprovechar la energía positiva, potenciando de esta manera la motivación y las ganas de llevar a cabo una determinada actividad profesional.

Tanto si se trata de una despacho en casa como de una oficina fuera de ella, nos regiremos por las mismas pautas que nos muestra el Feng Shui, ya que trabajar en casa ni da mala suerte, ni aleja el chi positivo, la única diferencia que encontramos en ambas ubicaciones es que en la primera debemos impedir que interfieran las distintas actividades entre las estancias existentes.

Existen ciertos elementos que se contraponen, como en este caso pueden ser descanso y actividad o trabajo y ocio, y es conveniente mantenerlos separados en diferentes áreas. Pero esto no siempre es posible debido a la escasez de espacio, por lo que deberemos encontrar el equilibrio entre los opuestos para conseguir el mayor equlibrio posible entre ellos. De forma que delimitaremos claramente el tiempo dedicado a la realización de cada actividad. Aun así, lo ideal es disponer de una habitación independiente, lo más gradable posible, que fomente un mayor rendimiento y disminuya la sensación de agobio y estrés.

Según el Feng Shui, la oficina debe ser funcional antes todo y buscar un punto de equilibrio entre el yin y yang. Dicho equilibrio se conseguirá siempre que se pueda alcanzar en la estancia un estado de relajación y concentración (yin) pero que al mismo tiempo estimule la actividad (yang). Todos los elementos que integren el lugar de trabajo deben respetar dicho equilibrio, al igual que ocurre con la distribución y los materiales de los mismos. Una relación de armonía entre ambos aumenta nuestras posibilidades de tener éxito en la vida, e incluso en el trabajo.

– El escritorio es aconsejable que sea amplio y con formas redondeadas, sin esquinas en ángulo.

– Sobre la zona donde nos sentamos debemos intentar no colocar estanterías ya que generan sensación de agobio.

– Contar con  una especie de jardín zen nos ayudará a relajarnos y renovar energías.

– Colocar sobre el escritorio una figura pequeña o algún objeto artístico contribuye a activar nuestra energía.

– Si en algún lugar de la estancia existe una alfombra se recomienda situar una planta encima.

– En zonas donde haya elementos decorativos de origen natural , como sillones de piel o muebles de madera, es favorable situar en algún lugar próximo una pecera o fuente que mejore nuestro rendimiento.

– Los cuadros y elementos reconfortantes que nos recuerden retos conseguidos anteriormente en el trabajo y los estudios, o simplemente evoquen sentimientos, mejorarán nuestra confianza y nos ayudarán a seguir esforzándonos.

También debemos contar con aparatos como el ordenador, la impresora, el escaner, el fax y la TV, los cuales no son considerados negativos en el feng shui, pero debemos tener la precaución de mantenerlos fuera de las zonas de descanso. Podemos compensar el exceso de electricidad con flores o plantas que mejoren el flujo de energía.

Esta teoría, además de buscar el equilibrio, persigue la protección de todo lo negativo. Algunas premisas que debemos tener en cuenta son no sentarnos de espalda a la puerta, ya que esta es considerada la entrada de oportunidades y, al mismo tiempo, por donde pueden entrar las traciones y las amenazas, por lo que debemos estar de frente a las mismas para impedir su acceso, sobre todo si se ejercen trabajos donde se tiene poder. En casos donde haya ventanales con vistas agradables, se puede cambiar la orientación pero disponiendo de algún espejo que nos permita ver la puerta. También se permite en trabajos inspiradores como escritores o diseñadores que necesitan mayor abstracción del entorno. La silla donde nos sentemos debe tener un respaldo alto que nos cubra la mayor parte de la espalda, y si detrás de la misma tenemos una pared o un mueble, mejor todavía.

Es fundamental evitar el desorden y la falta de utilidad, centrándonos en lo realmente práctico, sin descuidar la propia estética. La mezcla de comodiad y seguridad dará lugar a resultados fáciles y a disfrutar mientras se trabaja. Para ello podemos optar por almacenar los documentos y todo tipo de manuales en armarios y cajas, impidiendo tener todo ello a la vista, manteniéndolo recogido y decorando el ambiente.

En cuanto a la iluminación, el uso de luces suaves recrea atmósferas tranquilas y relajadas. Podemos utilizar lámparas graduables de intensidad, muy recomendables para adaptar el ambiente en función de la necesidad, pero sin olvidar una de sobremesa que permita centrarse en el trabajo y facilite la concentración.

Los colores que utilicemos serán determinantes, ya que los mismos influyen sobre nuestro estado emocional y pueden ayudar o dificultar las realización de tareas. Para cada actividad son aconsejables determinadas tonalidades.

– Colores durazno y terracota: Muy recomendables para los trabajos que se basan en la comunicación, escuchar, conciliar y negociar.

– Verdes: Generan ideas nuevas e ingeniosas, por lo que resultan interesantes para quienes trabajan conquistando nuevos mercados o están cambiando el rumbo laboral.

– Azules: Favorece la introspección y a contactar con las propias emociones, siendo beneficioso para quienes trabajan solos.

– Amarillo claro: Aumenta la energía y ayuda a realizar tareas monótonas y repatitivas.

– Blanco: Ayuda a la objetividad, concentración y al trabajo intelectual. Genera ambientes ordenados, limpios y visualmente atractivos.

– Colores naturales y terroso: Transmiten sensación de contención y estabilidad y ayudan a dominar miedos y preocupaciones futuras.

Siguiendo todas estas pautas mejorará el flujo de energía y por tanto vuestra concentración en el trabajo. ¿Conocíais algunas claves para decorar este espacio según el Feng Shui? ¿Tenéis zona de trabajo en casa?

Podéis seguirme en Facebook (Página) / (Grupo )y Twitter.

Muchos besos!!!

Etiquetas del artículo: , ,
jesus

5 Discusión sobre este post

  1. La verdad es que estos espacios son realmente bellos y muy modernos gran aporte , un saludo.

  2. Aporta muchas ideas, pues están reflejados estilos para todos los gustos. El del
    techo abuardillado, tiene un encanto especial

  3. […] Fotos vía: blog.hola.com, minuevohogar.cl […]

  4. Hola,

    interesante información.

    hay quien defiende no trabajar mirando a una pared, o sea, con la mesa pegada a la pared y tu sentado de cara a esa pared. ¿Hasta què punto es importante? ¿y si tienes una ventana o armario detrás?

    Graciias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 1 =