Gallete de calabaza, cebolla caramelizada y queso de cabra

No sé vosotros, pero para mi el tema de organizar las cenas es algo que me cuesta bastante por la falta de tiempo. Cada fin de semana pienso en dedicar un rato del domingo a organizar este asunto y decidir previamente lo que cenaremos cada día porque sé que de este modo ahorramos tiempo al no tener que estar pensando por la noche qué vamos a preparar, pero siempre por una u otra razón no lo hago. Bueno, miento, un domingo si que lo conseguí y tengo que decir que esa semana el menú fue mucho mas rico y variado.

Así que desde aquí me comprometo, a que a partir de ahora voy a intentar cumplir este propósito, decidir con antelación lo que prepararemos cada noche para cenar. Así que si a vosotros también os pasa lo mismo y además necesitáis inspiración de recetas ricas y sencillas de cocinar, os recomiendo probar esta gallete inspirada en una de las que propone Cristina Ferrer  en su web, la cual os recomiendo que visteis porque tiene montones de buenas propuestas.

Esta receta la he preparado en varias ocasiones y siempre gusta, además de tardarse muy poco tiempo en hacer, el contraste de sabores resulta de lo mas agradable y es una receta sana y saludable que nos ayudará a cuidarnos y disfrutar de un plato muy sabroso.

¿Qué necesitamos?

  • Masa brisa o quebrada
  • Calabaza
  • Cebolla caramelizada
  • Queso de cabra
  • Albahaca

¿Cómo prepararla?

– Extendemos la masa sobre papel de horno y pasamos el rodillo por encima para conseguir que esta quede lo mas fina posible. Colocar en la bandeja de horno.

– Cortar la calabaza y el queso de cabra en taquitos. Repartirlos junto con la cebolla caramelizada sobre la masa y añadir la albahaca troceada muy pequeña, de manera que aromatice y de sabor y se coma de forma agradable.

– Doblamos los bordes y metemos a hornear a 200º durante 20 minutos aprox. El tiempo variará en función del horno, pero cuando veáis que los bordes están doraditos es el momento de sacarla.

*Nota: En ocasiones cuezo la calabaza previamente y queda mas blandita. Dependiendo de cómo la prefiráis podéis hornearla directamente o bien tenéis esta otra opción.

Es ligera y su sabor dulce-salado no me puede gustar mas. Espero que os animéis a prepararla y disfrutéis con esta receta,  una idea perfecta para preparar en cualquier momento, y si se trata de solucionar una cena mucho mejor 😉

¿Cómo os organizáis vosotros las cenas entre semana? ¿Tenéis algunas recetas que os gustaría compartir? Animaros y contadme, me encantaría que entre todos pudiéramos dar ideas.

Feliz día.

Sonia.

Sonia Escribano

Discusión sobre este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 9 =