La habitación de Martina

Hace ya algunas semanas, publiqué un post en el que os hablaba de cómo concebir la habitación del bebé, una especie de guía con la que ayudar a los futuros padres a resolver dudas y encontrar soluciones a todas las posibles necesidades que podrán tener, tanto ellos como el bebé, y hacerles este proceso de decisión lo mas sencillo posible.

Lo escribí desde mi propia experiencia, tanto a nivel profesional como siendo madre primeriza, ya que hasta el momento de estar embarazada había algún aspecto en el que no había reparado y me parece importante tener en cuenta. En ese post, ademas de daros las claves para crear una habitación de bebé práctica y funcional, os mostraba algunos ejemplos de mobiliario y complementos que había incluido en la habitación de Martina, mi hija, y también os prometía un post especial donde mostraros el resultado final.

Así que lo prometido es deuda, os invito a entrar en mi nueva casa para que podáis conocer todos los detalles de esta estancia para la que pensé cada detalle con todo el cariño y la ilusión del mundo, y en cuyo proceso me acompañaron los amigos de IKEA que vivieron la llegada de Martina con expectación y ganas de darle una bonita y cálida bienvenida.

Os he preparado una galería lo mas completa posible para que os sintáis como si estuvieseis dentro de ella y os hagáis una idea lo mas real posible de la distribución y el espacio, así como ver lo diferentes elementos que componen este proyecto tan especial para mi.

Es una habitación amplia que permite contar con diferentes opciones de almacenaje para tener todo en orden y a mano, por lo que la cómoda, la estantería y el banco me parecieron buenísimas opciones para cubrir esta necesidad y poder seguir utilizándolos de cara al futuro.

La idea de contar con asientos extra como un puf, a día de hoy, puedo asegurar que fue una buena decisión, ya que sobretodo las primeras semanas los papis hicimos mucha vida en esta habitación y esto nos permitía estar siempre cómodos compartiendo momentos bonitos, unas veces uno utilizaba la butaca STRANDMON y otro los puf y vicerversa.

Lo mismo ocurre con el banco, que además de ser un asiento mas, cuenta con bastante espacio interior para guardar cosas. Le coloqué un cojín encima para que resultase mas cómodo sentarse y lo personalicé con una funda de tela (que me hizo mi suegra, todo sea dicho) de manera que encajase mejor con el resto de la decoración, tanto en cuanto a estilo como a tonalidades, ya que en dormitorios de bebes prefiero colores suaves o pastel.

Los banderines me encantan para decorar, y en la habitación de Martina tenía claro que alguno colocaría, lo que no me imaginaba es que tendrían un significado especial para mi, ya que uno de ellos, el de arpillera con florecitas, estuvo presente en mi boda, y el otro con estampados variados en color rosa es de la boda de una amiga y que me regaló para la peque. Además, en ambos eventos Martina estuvo presente, ya que yo estaba embarazada en estas fechas y me hacía ilusión que estos detalles tuvieran un lugar en su habitación para poder contárselo en un futuro.

Para la ropa de cama, elegí tejidos fabricados con algodón y lyocell, dos materiales naturales de tacto suave perfecto para cubrir y acariciar la piel del bebé. Además, el lyocell es un material que absorbe y elimina la humedad y permite mantener una temperatura adecuada, algo que es fundamental para poder sentirse confortable durante toda la noche, y mas importante aun si se trata de un bebé. Este modelo en concreto que veis en la imagen es CHARMTROLL, que tiene funda de almohada y sabana encimera, pero ahora con la llegada del frío tengo que empezar a usar ÄLSKAD que cuenta con funda para nórdico y su diseño de topitos no me puede gustar mas 😉

El móvil tan bonito de nubes y estrellas (que por cierto coloqué justo antes de hacer esta foto y que por eso en las otras no aparece) es de Esepebabies, una shop online que tiene detalles requetebonitos para las habitaciones de los mas pequeños.

La zona de cambiador es super práctica, al tener tantos cajones puedo tener todo a mano y en orden fácilmente, de manera que en los cajones de arriba he colocado pañales, toallitas y empapadores, las cosas que utilizo con mas frecuencia. Y en el resto, que son mas grandes, he aprovechado para guardar las toallas de baño de Martina, sus juegos de ropa de cama, ropita interior… Eso ya cada uno decide qué guardar y cómo hacerlo, pero es para que os hagáis una idea de todo lo que en este mueble se puede guardar. Y por supuesto, algo que no podía faltar en la habitación de Martina es una alfombra de juegos, algo a lo que a día de hoy ella no le da mucho uso (yo si, me encanta tirarme al suelo a ver este atlas que me tiene enamorada), pero que no tardando mucho será donde compartiremos muchos momentos  especiales.

Esta es la habitación de mi pequeña, una estancia pensada y diseñada para ella y la que espero se convierta en ese rincón de juegos donde se sienta segura y la apetezca pasar muchos y muy buenos momentos presentes y futuros.

Espero que os haya gustado y os sirva de inspiración si estáis buscando ideas para habitaciones de bebés.

Feliz día.

Sonia.

Etiquetas del artículo:
Sonia Escribano

Discusión sobre este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − cinco =