Después de unos días de vacaciones y haber estado algo desconectada,quiero aprovechar el comienzo del primer post del año para desearos un feliz 2015. Os pido disculpas por no haber publicado durante las últimas semanas, pero necesitaba tomarme un descanso y olvidarme por unos días de todo, coger fuerzas, despejar la mente e inspirarme con miles de ideas para poner en marcha el blog otro año mas. Así que ya que estamos todos de vuelta con las pilas cargadas, retomando la rutina y actividades diarias, y  seguro que con muchos proyectos y retos en mente, os invito a conocer el color del año 2015, conocido con el nombre de Marsala, un tono cálido y cargado de fuerza, capaz de transmitir energía, algo que nos vendrá genial para coger con optimismo esta nueva etapa de ilusiones que comenzamos tras la Navidad.

imagen 2

Como os decía, Marsala, es el color que Pantone ha elegido como el color de este año, un tono rojizo con matices marrones que se muestra seductor, aporta fuerza y evoca a los tonos naturales y terrosos que algunos paisajes otoñales nos ofrecen.

imagen 5

imagen 7

La calidez que transmite, hace que se convierta en una opción perfecta para lucir y dar forma tanto a piezas y elementos decorativos, como a accesorios , pinturas, textiles variados o ropa de cama. Eso en cuanto a decoración, pero también lo encontramos en ámbitos como moda y belleza, ya sea en prendas de ropa y complementos, como en lacas de uñas, sombras de ojos o labiales.

imagen 3

imagen 10

En elementos naturales, destacan las flores y otras especies  variadas que dan vida a centros y arreglos florales sofisticados y elegantes que llenan de color mesas de fiestas y celebraciones, e incluso crean cuidados y delicados ramos de novia, convirtiéndose en el complemento perfecto al vestido blanco.

imagen 8

imagen 15

Se puede utilizar de forma independiente, con otros de gran intensidad como el mismo, y con otros mas suaves, donde Marsala aporta ese toque de color, viveza y dinamismo que las pinceladas rojizas aportan a cualquier espacio, pero conviviendo con la serenidad y sobriedad que los marrones dejan ver.

imagen 9

imagen 16

En la cocina se convierte en un gran protagonista, ya que lo encontramos en alimentos como frutos, pasteles, salsas o bebidas como vinos tintos, ya sean de diferentes tonos pero todos derivados del mismo, combinados crean bodegones de gran calidez, color y realmente sugerentes para el paladar y disfrutar de los sabores que aportan esos colores.

imagen 11

imagen 17

Lo mismo ocurre en las mesas, al vestirlas, contar con manteles, servilletas u otros elementos que cuenten con este tono, tenemos asegurado el resultado de mesas deslumbrantes que de algún modo invitan a sentarse en ellas y favorece la interrelación entre los comensales.

imagen 114

Un color fuerte, apasionado e intenso, toda una inyección para comenzar este 2015, cargar los interiores de su energía en pequeñas pinceladas para no recargar en exceso, poner un toque colorista a nuestros estilismos de moda y belleza y enriquecer cuerpo, mente y alma, así es Marsala.

¿Qué os parece la elección del color de este año? A mi me ha encantado, especialmente para vestir la mesa, llenar la cocina de color y poner un tono subido en mis uñas 😉 ¡Me da energía!

Una vez más, Feliz año y toda la motivación del mundo para llevar a cabo todos los nuevos retos!

Podéis seguirme en Facebook / Twitter / Linkedin / Instagram

¡Muchos besos!

 

Sonia Escribano

Discusión sobre este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 7 =