Papel pintado: Estampados florales

Estamos en marzo, mes que da comienzo a la primavera, y como es propio de la época los campos y paisajes se llenan de luz, flores y colores. Si deseamos dotar de vida nuestro hogar para la nueva estación podemos optar, entre otras alternativas, por papeles pintados de motivos florales y similares para vestir las paredes y conseguir una decoración de lo más primaveral, con un efecto retro.

Las flores además de llenar de color los espacios, transmiten alegría, frescura y romanticismo, ideales para decorar cualquier estancia de la casa. En función del lugar que deseemos empapelar, de sus medidas y de su estilo serán más aconsejables determinados diseños.

Debemos tener en cuenta que los papeles pintados, ya por si mismos, son decorativos, por lo que no debemos descuidar los factores del entorno donde se coloquen, ya que podrían recargar los espacios, consiguiendo un efecto no deseado.

Existen numerosos diseños, con diferentes formas, tonalidades, tamaños y texturas por lo que la elección del papel debe llevarse a cabo siguiendo una serie de criterios que nos facilitarán la tarea.

En cuanto a las formas, podemos encontrar modelos con flores perfectamente definidas, individuales o entrelazadas entre sí, o , por el contrario, líneas más sutiles, menos marcadas, que muestran perfectamente el estampado sin denotarse excesivamente. Las primeras son recomendables para lugares donde la decoración es más definida y elegante, y las segundas para ambientes más desenfadados y modernos.

Las tonalidades influyen directamente sobre el conjunto y las personas. Las de tonos más oscuros expresan fuerza y sobriedad y son perfectas para espacios amplios llenos de luz. Por el contrario, las de colores suaves en la gama de los pasteles se adaptan a cualquier ambiente, ya que no recargan los espacios y generan delicadeza y calidez. El fondo del papel al ser blanco o en tono crudo contrastará con el estampado y le aportará luz. Las flores de colores rosas o malvas darán un toque de feminidad; las verdes, amarillas u ocres de frescor y naturaleza; las rojas de romanticismo; las naranjas de calidez y las azules de tranquilidad y suavidad.

El tamaño de los motivos es importante por el efecto visual que generan.  Es aconsejable colocar los papeles con flores grandes en alguna pared,no en todas, con el fin de no agobiar la estancia y preferiblemente en ambientes amplios. Los de motivos flores más reducidos pueden ser aplicados sobre todas las paredes de una habitación, ya que por su tamaño no reducirán el espacio, pero corren el riesgo de provocar cansancio visual.

Hoy en día, se han desarollado distintas texturas para los papeles pintados que ofrecen diferentes acabados tales como brillos, metalizados, rugosidades, relieves, envejecidos, etc… que nos permiten una mayor adaptación de éstos a nuestro estilo.

Gracias a éste tipo de estampados conseguiremos un aire decorativo vintage y romántico tan de moda en los útimos tiempo y recuperando su larga tradición pasada.

Imágenes: Casadeco, Caselio y Casamance.

Feliz primavera!

Puedes seguirme en Facebook (Página) / (Grupo) y Twitter.

Etiquetas del artículo: ,
jesus

3 Discusión sobre este post

  1. He de admitirlo: nunca fui muy fan de los estampados florales, pero he visto un par en tu post que me han encantado.
    Un abrazo

  2. Emmp dice:

    Donde podria comprar el papel de la primera imagen?Saludos!

  3. Emmp dice:

    ¿Donde podria comprar el papel de la primera imagen?Salulos y gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =