Tips para transformar tu pasillo

Los pasillos pueden ser esas zonas perdidas de la casa, o bien, si se planifica y se hace una buen rediseño y planteamiento del mismo, convertirse en una zona muy atractiva y en ocasiones hasta con almacenaje extra.

Depende de la distribución que tenga la vivienda, está claro, pero es habitual que con un poco de visión podamos dar a esta zona de paso una nueva vida.

Tips para hacer que un pasillo sea bonito y luzca de verdad:

  • Usa tonos claros, tanto en paredes como en la carpintería, siempre que sea posible. Se trata de un espacio no muy amplio por lo que una elección correcta de color puede generar sensación de agobio. Recuerda, tonos claros=mayor sensación de amplitud.
  • Cuidar la iluminación. Que sea una zona de paso no significa que debamos descuidarla. Usa halógenos, apliques o lámparas (el uso de estas estará limitado por la altura que tengan los techos, pueden ser incómodas que cuelguen demasiado bajas para el día a día). Para mí lo más acertado son halógenos con luz cálida, aportan sensación de confort y la iluminación bien distribuida es la más adecuada para no dejar zonas en sombra.
  • Las molduras decorativas transforman los pasillos, si es tu estilo, no te lo pienses, hacen esa zona de paso mucho más vistosa y especial. Las opciones de uso son tan distintas como puedas imaginar, cuadrados, rectángulos, de distintas medidas, arriba, abajo, en ambas zonas…
  • Decora con cuadros. Es increíble lo mucho que podemos contar de nosotros a través de los cuadros, gustos, aficiones,  sensaciones… Por lo que aplicar todo esto a una zona de transición que conecta distintas estancias de la casa es todo un acierto. Los verás cada vez que pases por delante (y ya te digo que serán unas cuantas veces a lo largo de tu vida). Por lo que ver esas imágenes también te proporcionará cierta motivación, ilusión o bienestar.
  • Papel pintado discreto para crear ambiente. Es una manera sencilla de poner un toque especial y distintivo al pasillo, puedes colocarlo en un de los lados o en ambos. Un diseño ligero en tonos suaves puede ser la clave.
  • Evitar los excesos. Como he dicho ya, es una zona más bien estrecha por lo que debemos huir de recargar. 

Elige la opción decorativa que más te agrade, tanto de colores como de elementos y haz que tu pasillo vibre y tenga vida.

¿Cómo tienes decorado actualmente tu pasillo? ¿Qué tonalidades predominan? ¿Te gusta su aspecto?

Feliz día.

Sonia Escribano

Discusión sobre este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =